Personal

 YO NO HAGO “FUTBITO”

El fútbol sala está comenzando a ser un deporte bastante reconocido y, aunque solo sea por aportar algo de información, me gustaría dedicar unas líneas a este deporte que siempre he practicado y que tanto me gusta.

El Fútbol sala, o “futsal”, nace a raíz del primer mundial de fútbol celebrado en Uruguay y con la idea de trasladar este deporte a los barrios más humildes de Latinoamérica. Mezcla las ideas básicas del fútbol: un balón, dos porterías y gana quien más goles marque; con la adaptación de un espacio más reducido (pista de 40×20) y algunas reglas más, derivadas de deportes como el balonmano, básquet e incluso waterpolo.

pic

Gracias a su origen, este deporte siempre ha mantenido su esencia de ser un deporte humilde, sin grandes gastos por traspasos ni por promocionar a grandes empresas en sus camisetas ni estadios. Esto ha ayudado también a que el ambiente entre aficionados a este deporte no suela acabar ni en trifulcas ni en riñas (habiendo siempre excepciones) sino, más bien, en el aprendizaje mutuo y en dar un ejemplo de respeto y deportividad.

Por otro lado, también hay que destacar que desde que se profesionalizó, el fútbol sala ha sufrido un enorme crecimiento en cuanto a aficionados; no solo en España (donde se instaura una de las ligas más importantes), sino también a nivel internacional. Quizás sea por su acelerado ritmo de juego, las múltiples muestras de habilitad táctica y técnica, o que el resultado no está decidido hasta la última jugada, lo que hace que este deporte acabe por enganchar a millones de espectadores.

Yo empecé a practicarlo de pequeño en el club de mi pueblo, y le debo mucho, tanto a este deporte como a la gente que se dedica, día a día, a enseñar, no solo las reglas del juego y a cómo mejorar, sino también a respetar al rival, a saber perder y  saber ganar. Por eso, y por muchas otras, cosas este deporte no es una copia a escala de otro, ni tampoco un par de amigos que se reúne para pasar el tiempo, en fin, no somos “futbito”, somos ¡FÚTBOL SALA!

Futbolsala

Sobre el Autor